Terapia en relaciones no monógamas
(Poliamor y otros) en Barcelona

Celos, ansiedad, angustia, miedos o inseguredades, abrir una relación… Te acompañamos en tu proceso, con una mirada abierta a cualquier tipo de realidad relacional.

Tener una (o más de una) relación sexo-afectiva conlleva trabajo y requiere comunicación, confianza y voluntad de cuidar al otro/otros. Es un trabajo que se ha de practicar a diario, una forma de relacionarse que contempla el deseo de uno mismo al mismo tiempo que cuidamos a las personas que amamos; donde cada una de las personas que conforman esta relación se sienta respetada y feliz de formar parte de esta.

CRAEN es un servicio de acompañamiento para personas y relaciones sexo-afectivas, con una mirada abierta a cualquier tipo de realidad relacional. Aunque estamos especializados en relaciones no-monógamas consensuadas (como puede ser el poliamor o la anarquía relacional, entre otros) y en sexualidades menos convencionales (queer, demisexualidad o BDSM, entre muchas), las herramientas y la mirada que ofrecemos son igual de válidas para relaciones monógamas o de cualquier otro formato. Nos gusta hablar de relaciones conscientes y éticas. Relacionarse respetándose a uno mismo y al Otro, o cuidar la relación de un modo que no sea nocivo para uno mismo, no son formas de comportamiento exclusivas de un tipo de relación, si no que conforman conductas que sirven para fortalecer las relaciones que para uno son significativas. Desde CRAEN acompañamos estos procesos de forma individual, en pareja (o tríadas y otros formatos) y de forma grupal (en grupos de ayuda). También ofrecemos charlas y talleres, fuera de contexto explícitamente terapéutico.

En las últimas décadas en el mundo occidental el paso de una sociedad fuertemente marcada por la moral a una sociedad a menudo más gobernada por la ética está generando profundos cambios, también en las relaciones sexuales y/o afectivas. Parejas abiertas, swingers, poliamor… Aunque no son formas nuevas de relacionarse, sí que cada vez están más normalizadas e integradas por el conjunto de la sociedad (asumiendo que queda aún un largo camino para la absoluta integración). Estas relaciones con frecuencia conllevan una importante gestión de las emociones y más teniendo en cuenta que en algunos casos las personas que llevan a término o se identifican con estas realidades no disponen todavía de las herramientas necesarias para llevar a cabo esta gestión (por mucha voluntad y buena intención que tengan). Es éste el punto de partida de CRAEN, donde acompañamos de forma respetuosa estos procesos.

Este servicio lo ofrecemos Irune Quevedo y Marc Pitarch, que además de ser pareja, compartimos una mirada abierta y sin juicio hacia el mundo de las relaciones. De formación diversa y orígenes dispares, nuestro trabajo en la gestión de las emociones en nuestra propia relación, así como con las demás personas que conforman nuestra red sexo-afectiva, ha sido y es una fuente inagotable de herramientas, razonamientos y conocimientos.